cepacse

Tamaño de letra: Aumentar| Reducir | Normal

Caso destacado

SINOVITIS VELLONODULAR PIGMENTARIA

sinovitis vellonodular pigmentaria

sinovitis vellonodular pigmentaria

Paciente de sexo femenino de 35 años de edad que padecía desde hacía unos 6 meses dolor e hinchazón en la rodilla derecha. El examen radiológico demostró que no había lesión ósea sino un discreto derrame en la rodilla con ocupación de la cavidad articular por una masa que no causaba lesiones quísticas en el hueso como ocurre con frecuencia en este tipo de proceso. La intervención quirúrgica demostró engrosamiento de la sinovial con áreas herrumbrosas. Se practicó solamente una biopsia con intención de tratamiento coadyuvante posterior, dependiendo del resultado de la misma. En Anatomía Patológica se recibieron varios fragmentos de aproximadamente 0,5 cm. cada uno de ellos, tenían consistencia elástica y tono pardo. HISTOLOGICAMENTE, se observó una disposición en vellosidades, tapizadas por células sinoviales dispuestas en uno o varios estratos. Tanto en situación subsinovial como en la profundidad se observaron macrófagos cargados de hemosiderina (pigmento procedente de la sangre) y otros macrófagos que contenían colesterol. Habían también considerable cantidad de células multinucleadas gigantes.. Con este espectro histológico se hizo el diagnóstico de sinovitis vellonodular pigmentaria. No obstante, se planteó el diagnóstico diferencial con la sinovitis hemosiderótica, pero faltan los datos clínicos para el diagnóstico de la misma que comentaremos más adelante e histológicamente los macrófagos con hemosiderina no se sitúan bajo el epitelio sinovial sino más profundamente y no hay ni células multinucleadas ni macrófagos con otras cargas macrofágicas.

COMENTARIO. La sinovitis vellonodular pigmentaria es una proliferación de la membrana sinovial que tapiza por dentro las articulaciones y que produce vellosidades y nódulos en la sinovial. Se trata de un proceso benigno pero con frecuencia erosiona el hueso y causa molestias en forma de dolor, especialmente al mover la articulación con limitación funcional de la misma. Además del dolor puede haber hinchazón de la articulación. Es propia de articulaciones de gran tamaño. En un 80% de casos se localiza en la rodilla y en el 15% en las caderas. Es más frecuente en el sexo femenino, con una frecuencia aproximadamente del doble respecto al sexo masculino, se da en edades medias con un abanico de edad entre los 4 y los 60 años, si bien es rara en niños y en ellos se asocia con otros procesos como hemangiomas (tumores benignos vasculares). El diagnóstico diferencial se plantea con la sinovitis hemosiderótica mas en ella hay una historia previa de hemorragias repetidas en la articulación, bien por hemofilia, traumatismo o microtraumas repetidos o por la existencia de un tumor productor de vasos, especialmente hemangiomas capilares, tumor benigno que forma vasos de paredes delicadas y por ello fácilmente sangrante. Histológicamente la sinovitis hemosiderótica no forma nódulos ni vellosidades, no erosiona el hueso y los macrófagos cargados de hemosiderina se sitúan en profundidad, lejos del epitelio sinovial, además sólo contienen hemosiderina y no otros productos como colesterol ni hay células multinucleadas gigantes. El tratamiento es difícil ya que es difícil erradicar totalmente la enfermedad. Sólo se conseguiría si se consigue amputar totalmente la sinovial, lo cual es difícil y si no se logra se pueden producir recidivas. Hay ocasiones en que la enfermedad no afecta a la totalidad de la sinovial sino solamente a una porción de la misma y entonces es fácil la erradicación total del proceso con curación. Los síntomas pueden mejorar con radiación externa o mediante la introducción de coloide radioactivo en la cavidad articular.


 

¿Te gustaría compartir con nosotros tus propios casos destacados?

Envianoslo junto a tus comentarios a: contacta@cepacse.es lo valoraremos y podrás verlo publicado en nuestra web

 

Cerrar esta ventana